More Website Templates @ TemplateMonster.com - May 13, 2013!

 

Articulo del 26 de Marzo...

CÁNCER DE CUELLO UTERINO

 

Otros articulos...

hig  
El cáncer de cuello uterino comienza en el cuello uterino, que es la parte más baja y angosta del útero de la mujer. El útero contiene el feto que crece durante el embarazo. El cuello uterino conecta la parte inferior del útero a la vagina y, junto con ésta, forma el canal de parto.
El cáncer de cuello uterino se origina cuando las células normales de la superficie del cuello uterino cambian y proliferan sin control, y forman una masa llamada tumor. Un tumor puede ser benigno (no canceroso) o maligno (canceroso, lo que significa que puede diseminarse a otras partes del cuerpo).

En etapa temprana, los cambios que experimenta una célula son anormales, no cancerosos. Sin embargo, los investigadores creen que algunos de estos cambios anormales son el primer paso en una serie de cambios progresivos que pueden llevar al cáncer (etapa precancerosa). Algunas de las células anormales desaparecen sin tratamiento, pero otras pueden transformarse en cancerosas. Esta fase de la enfermedad se denomina displasia (crecimiento anormal de las células). El tejido precanceroso debe ser extirpado para evitar que se desarrolle cáncer. A menudo, el tejido precanceroso puede extirparse o destruirse sin dañar el tejido sano, pero en algunos casos, es necesario realizar una histerectomía (extirpación del útero y del cuello) como prevención del cáncer de cuello uterino. El tratamiento de una lesión (zona precancerosa) depende de los siguientes factores:

  • El tamaño de la lesión y el tipo de cambios que las células han experimentado
  • Si la mujer desea tener hijos en el futuro
  • La edad de la mujer
  • El estado de salud general de la mujer
  • La preferencia de la mujer y la opinión experta de su médico

Si las células precancerosas cambian y se convierten en células verdaderamente cancerosas y se diseminan en el interior del cuello uterino o hacia otros tejidos y órganos, la enfermedad se denomina cáncer de cuello uterino.

Existen dos tipos principales de cáncer de cuello uterino, que llevan el nombre del tipo de célula donde comenzó el cáncer. Otros tipos de cáncer de cuello uterino son pocos frecuentes.

  • Carcinoma de células escamosas o epidermoides, que constituye aproximadamente del 80 % al 90 % de todos los cánceres de cuello uterino
  • Adenocarcinoma, que constituye aproximadamente del 10 % al 20 % de todos los cánceres de cuello uterino


PREVENCIÓN DEL CÁNCER DE CUELLO UTERINO

Existen dos pruebas que pueden ayudar a prevenir el cáncer de cuello uterino:

  1. La prueba de Papanicoláu (o citología vaginal) identifica los precánceres, cambios en las células del cuello uterino que pueden convertirse en cáncer si no se tratan en forma adecuada. Debe comenzar a hacerse las pruebas de Papanicoláu con regularidad desde los 21 años.
  2. La prueba del virus del papiloma humano (VPH) identifica el virus que puede causar este tipo de cambios celulares.

Lo más importante que usted puede hacer para prevenir el cáncer de cuello uterino es hacerse pruebas de detección en forma periódica.

Es importante que las mujeres entre 21 y 65 años de edad continúen realizándose las pruebas de Papanicoláu según les indique su médico, aunque crean que están muy mayores para tener hijos o ya no tengan relaciones sexuales. Si usted tiene más de 65 años y los resultados de su prueba de Papanicoláu han sido normales por varios años, o si le extirparon el cuello uterino (en una operación llamada histerectomía), tal vez su médico le indique que puede dejar de realizarse esta prueba periódicamente.

Vacúnese contra el VPH

Existen dos vacunas contra el VPH para proteger a las mujeres contra los tipos de VPH que causan la mayoría de los cánceres de cuello uterino, de vagina y de vulva. Ambas vacunas están recomendadas para niñas de 11 a 12 años de edad y para niñas y mujeres de 13 a 26 años que no hayan recibido ninguna dosis o que no hayan completado la serie cuando eran más pequeñas. También se pueden comenzar a administrar las vacunas en las niñas de 9 años de edad. Se recomienda que, en lo posible, las tres dosis de la vacuna que se pongan en una niña o una mujer sean de la misma marca. Es importante tener en cuenta que la mujer se haya vacunado contra el VPH todavía se debe hacer las pruebas habituales de Papanicoláu para la detección del cáncer de cuello uterino.

Otras medidas para prevenir el cáncer de cuello uterino

Las siguientes medidas también pueden disminuir su riesgo de contraer cáncer de cuello uterino:

  • No fume.
  • Use condones durante las relaciones sexuales.*
  • Limite el número de parejas sexuales.
neuro
 


Suscríbete

Únete a nuestra lista de contactos y obtendrás noticias, consejos de salud,
novedades, invitación a eventos y ofertas exclusivas.

Se ha unido a nuestra lista de contactos!